Acreditación de centros:
Nº 17 Sección 2ªicass - Nº39/C222


Madrid cierra la ventanilla para pedir ayudas para el cuidado de ancianos

El Ayuntamiento de Madrid ha paralizado la puesta en marcha del servicio para nuevos usuarios en el Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD). La medida no afectará a los usuarios que ya lo reciben ni a aquellos con quien ya se ha contactado para comenzar a prestárselo. Según Carlos Martínez, coordinador general del área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Madrid, que no dispone de datos sobre cuántas personas estarían afectadas por esta suspensión temporal, explica que actualmente unas 56.500 personas reciben el servicio de ayuda a domicilio en toda la ciudad. La semana pasada, los trabajadores de los centros de servicios sociales de la capital recibieron instrucciones para no poner en marcha más servicios de ayuda a domicilio hasta nueva orden. Tampoco podrán poner en práctica posibles modificaciones para aquellos que ya lo disfrutan. La medida, según Madridiario, afecta a todos los distritos de la capital y se prolongará, como mínimo, hasta después de las elecciones del 24 de mayo. El motivo, según explica Carlos Martínez, es que antes de continuar adelante con el alta de nuevos usuarios hay que “clarificar” la situación actual de los contratos, tanto los que existen con las empresas que prestan el servicio como los acuerdos con la Comunidad de Madrid. Y es que el escenario, en estos momentos, es, cuando menos, complejo. Primero, porque en julio se incorporan al servicio todos aquellos usuarios que cuenten con un grado I de dependencia reconocido; segundo, porque, como consecuencia de ello, habrá que firmar un nuevo contrato para “regularizar” la prestación de este servicio a estos nuevos usuarios en algunos distritos de Madrid entre agosto y diciembre; y tercero, porque, gane quien gane las elecciones, el Área de Servicios Sociales contará con un equipo nuevo que tendrá la última palabra al...
Leer Más

Robin, el nuevo amigo de los ancianos

Aunque parezca algo sacado de una película de ciencia ficción, ya se ha inventado un robot que no sólo facilita la vida de las personas mayores, sino que también vigila su estado de salud. El robot para la ayuda de ancianos, que se llama Robin, es la nueva maravilla tecnológica de Europa. Se trata de un robot cuya principal misión es asistir a las personas mayores en sus propios hogares, ya que para muchos las tareas diarias cada vez se convierten en un objetivo más difícil que afrontar. Además, este nuevo robot también juega un papel relacionador, es decir,  conecta a los ancianos que viven solos con su familia para que no se pierda el contacto continuo entre ellos.  A todo esto se  suma el hecho de que  a través de sensores colocados por toda la casa, vigila su estado de salud y las actividades de la persona de la que se tienen que ocupar. Este innovador sistema robótico ya se ha ensayado con éxito en una casa italiana cuya dueña, Lea Mina Ralli, de 94 años, afirma lo siguiente: “Me preguntan por qué no vivo con mi hija, pero es que ella tiene a sus propios nietos y muchas responsabilidades nuevas. Con este valioso asistente, estoy más tranquila pensando en los años venideros”. Sistema doble Los sensores están diseñados para detectar actividades como cocinar, dormir o ver la televisión y para efectuar un seguimiento de la salud, como la presión sanguínea o el nivel de azúcar en sangre, por ejemplo. Si ven que algo no va bien con la salud del anciano, se realiza una llamada urgente a un médico.  Durante todo el día, el robot se desplaza por el hogar y permite a los familiares, a los amigos y a los cuidadores visitar virtualmente a su “dueño”. Como si se tratara de una conversación directa, pero a través de una  especie de web Cam situada en el robot. Precio competitivo Ya sabemos que la pregunta que todos os estáis haciendo es, ¿y este revolucionario robot será asequible para todo tipo de personas a pesar de que no gocen de una renta muy alta? De momento, seis hogares en España, Suecia e Italia disponen ya de este nuevo sistema robótico. El proyecto ha sido dirigido por la Universidad de Orebro (Suecia) y su producción comercial podría comenzar el próximo año. Además, para reducir su coste, los ancianos podrán...
Leer Más



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. El instructivo lo encuentra enPolítica de cookies instructivo

ACEPTAR
Aviso de cookies