Acreditación de centros:
Nº 17 Sección 2ªicass - Nº39/C222


Cómo mejorar el estado físico de personas con Parkinson

Cada día son más las personas que sufren esta enfermedad del sistema nervioso central. Existen muchas técnicas y tratamientos que pueden mejorar este desorden nervioso, aquí os dejamos algunas: Cinesiterapia: con esta terapia del movimiento se ayuda aumentar la elasticidad y flexibilidad de los músculos, a prevenir las retracciones que causan deformidades, y además estimula la circulación sanguínea y mejora la atrofia muscular. Los ejercicios se deben realizar a un ritmo lento, progresivo, rítmico y de forma diaria. Masajes: un buen masaje relajante provoca la dilatación de los vasos sanguíneos, lo que ayuda a disminuir la tensión y rigidez muscular, y la ansiedad. Como estos masajes actúan también sobre la circulación de la sangre, mejoran la atrofia muscular y los problemas circulatorios. Un masaje linfático mejora los edemas y las piernas hinchadas, síntomas muy frecuentes en las personas enfermas de Parkinson. Hidroterapia: los baños a 37-38 grados tienen un efecto muy relajante sobre los músculos, disminuyen la rigidez que padecen los enfermos de Parkinson y mejoran su amplitud articular. En el agua se pueden realizar más fácilmente ciertos movimientos como los giros de tronco y extremidades. Nuevas tecnologías: la tecnología aplicada a la neurorrehabilitación está permitiendo desarrollar cada día nuevas técnicas orientadas a la mejora de este campo. Por ejemplo, se están desarrollando terapias que emplean la estimulación eléctrica funcional o la realidad virtual, para mejorar la movilidad y el sistema...
Leer Más

Cómo cuidar a personas con Alzheimer

Cuidar de una persona con Alzheimer puede ser una tarea muy difícil y costosa, y mucho más para alguien que no tiene nociones sobre el cuidado de personas con este tipo de enfermedad neurodegenerativa. En este artículo te dejamos algunos consejos o pautas para mejorar esa convivencia con personas que sufren de Alzheimer, y para que esta enfermedad sea un poco más llevadera tanto para la persona que lo padece, como para aquellos que la cuidan. Para comunicarte con esta persona, mejor emplea palabras sencillas, frases cortas, un tono de voz agradable, sin recurrir a gritos. Jamás hay que hablar a una persona con Alzheimer como si fuera un niño pequeño, o como si no estuviera presente. Debemos de reducir al máximo las distracciones durante la comunicación: televisión, radio, etc. Esto ayudará a dicha persona a concentrarse en el diálogo. Debemos de asegurarnos de que esta persona nos está prestando atención cuando le hablamos. También es recomendable mantener el contacto visual, y repetir su nombre para captar su atención. A estas personas se les debe de dejar un tiempo tranquilo y sin presión para que contesten, y no se les debe de interrumpir. Si es necesario debemos de ayudarle a comunicarse, proporcionándole alguna palabra que no consigue pronunciar o encontrar. Debemos de mostrar interés por las preocupaciones del enfermo, aunque a éste le cueste expresarse siempre es positivo interesarse. Algunas personas con Alzheimer aborrecen o temen la hora del baño, por lo que hay que hacerlo en un momento del día tranquilo, y de forma rutinaria. Hay que tener paciencia, y mostrarse comprensivo por sus temores, nunca presionar. También es recomendable ir explicando paso a paso qué se vas a hacer. Es muy recomendable dejar que esta persona con Alzheimer realice todo aquello que sea capaz hacer por sí sola, siempre bajo la supervisión de otra persona. Es un refuerzo muy positivo que favorece que se mantengan un poco activos (tanto física como mentalmente) dentro de sus limitaciones. Para aquellos que no son capaces de vestirse por sí solos, es bueno ayudarles a hacerlo siempre a la misma hora del día, para adoptar una rutina. Se debe de animar a esta persona a que lo intente hacer sola, y tomarse el tiempo que sea necesario, sin presiones ni prisas. También es bueno ir entregando por separado prenda por prenda, para que esta persona no se sature ni confunda, e ir explicándole paso a paso el proceso. Lo...
Leer Más

Ejercicios contra el Alzheimer

Uno de los males más devastadores y que más afectan hoy en día a nuestros mayores el mal de Alzheimer. Una enfermedad de la que aún se desconocen las causas que las provocan y que se ha convertido en un importante tema de debate para la comunidad científica. Hoy queríamos desde Geriátricos de la Hoz, dar una serie de consejos que podrían evitar que nos afecte esta terrible enfermedad, o al menos para reducir su impacto. Cómo toda enfermedad degenerativa, levar unos hábitos saludables pueden ayudar a esquivar este mal. Uno de estos hábitos es dejar de fumar, ya que el tabaco puede provocar pequeños problemas cerebro vasculares que podrían derivar en una degeneración neuronal que provoque Alzheimer. Llevar una dieta saludable también puede ayudar a reducir su impacto, así como hacer ejercicio mínimo 3 veces a la semana. Por otro lado hay ciertos ejercicios que podrían ayudarnos y son extremadamente sencillos de realizar. Son una forma de estimulación cerebral para mantener nuestras neuronas activas, como por ejemplo intentar usar la mano que menos usemos, es decir usar la mano izquierda en caso de ser diestro para abrir cajones, lavarse los dientes, comer o escribir. Otro ejercicio que puede ser divertido es el de bañarse una vez a la semana con los ojos cerrados, potenciando así el resto de los sentidos. Incluso cosas tan banales como leer en voz alta o cambiar de ruta para ir a trabajar pueden beneficiar a nuestro cerebro. Lo más importante es no dejar nunca de alimentar a nuestro cerebro porque las rutinas y el estancamiento hace que nos vayamos deteriorando poco a...
Leer Más

Ejercicios y actividades físicas para la tercera edad

Nuestros mayores, al llegar a cierta edad, padecen una serie de cambios que deterioran sus capacidades y disminuyen la resistencia al estrés y a las enfermedades. Por esta razón, para conservar lo máximo posible el buen funcionamiento de los sistemas, se anima a la gente de la tercera edad a practicar frecuentemente actividad física. El ejercicio físico disminuye el riesgo de caídas ya que mantiene la movilidad y flexibilidad de las articulaciones y músculos, así como la coordinación. Las actividades que se realizan en esta nuestra residencia de ancianos en Isla (Cantabria), no sólo están enfocadas para mejorar su salud, sino que se convertirán también en una lúdica manera de pasar el tiempo libre y de relacionarse con los demás. Además las ventajas de realizar ejercicio van más allá de los problemas físicos puesto que éste proporciona emocionalmente un agradable bienestar. Los beneficios de caminar para los adultos mayores son varios: Disminuye la tensión arterial. Aumenta la capacidad para captar oxígeno. Disminuye las reservas de grasa del organismo. Aumenta tu resistencia. Desarrolla un corazón más eficiente previniendo enfermedades...
Leer Más



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. El instructivo lo encuentra enPolítica de cookies instructivo

ACEPTAR
Aviso de cookies