Acreditación de centros:
Nº 17 Sección 2ªicass - Nº39/C222


MANUALIDADES PARA NUESTROS “ABUELOS”

En el Geriátrico de la Hoz nos gusta que nuestros mayores se sientan a gusto como si estuvieran en casa. Ahora que llega el buen tiempo nos hemos puesto todos manos a la obra y hemos elaborado unos preciosos murales para celebrar que el verano está a la vuelta de la esquina. En nuestro geriátrico consideramos que los ancianos, al igual que cualquier otra persona, disfrutan de actividades que mantienen sus cuerpos y mentes alerta y activas. Existen muchos tipos diferentes de actividades que son divertidas y seguras para que participen y las manualidades son una de ellas. Los proyectos de manualidades ayudan a los ancianos con la coordinación de mano con ojo, a las habilidades cognitivas y a la concentración. Al crear manualidades caseras, los ancianos a menudo elevan la autoestima mientras hacen regalos para la familia y amigos, y se enorgullecen del trabajo que crearon. Nuestro trabajo consistió en un mural en el que pudieron plasmar todo lo que a ellos más le gusta del verano, como puede ser la playa, disfrutar con sus nietos jugando o los largos paseos que a partir de ahora podrán dar mucho más a gusto. Tras la realización del mural, además de sentirse mucho más a gusto, de haber compartido tiempos juntos y muchas risas y bromas, también logramos que el salón de nuestro geriátrico luciera así de bonito. ¡Esperamos que os guste nuestro...
Leer Más

El problema de las caídas en los ancianos

Las caídas son un problema igual de grave para los adultos de mediana edad como para los ancianos, según un nuevo estudio del gobierno estadounidense. En un sondeo realizado por teléfono, cerca de un tercio de los adultos de 65 años o más con artritis dijeron que habían sufrido una caída en el último año. Pero una proporción ligeramente mayor de los adultos de entre 45 y 64 años reportó haberse caído. Una cantidad mayor del grupo de mediana edad reportó haberse herido con la caída: 17 por ciento comparado con 12 por ciento en el grupo de ancianos. Cerca de la mitad de los estadounidenses de 65 años o más se quejaron de síntomas de artritis como rigidez y dolor articular. Casi un tercio de los adultos de mediana edad tienen artritis. El número ha estado aumentando, principalmente por el sobrepeso en la generación de la posguerra. La artritis puede hacer que sea más difícil mantener el equilibrio y debilitar la mitad inferior del cuerpo, lo que propicia las caídas. A aquellos con artritis se les recomienda caminar y realizar ejercicios moderados a fin de evitar que empeoren los síntomas, dijo Kamil Barbour, del CDC y autor principal del estudio. Las caídas son un síntoma importante, que pueden señalar un quiebre precoz de la funcionalidad del diario vivir o de una enfermedad que la puede afectar gravemente y llevar a una institucionalización precoz. Por esto deben considerarse como un síntoma cardinal, ya que pueden causar una pérdida de confianza en sí mismos y transformar a los ancianos en personas más vulnerables o frágiles. A pesar de ello, muchas veces el hecho de caerse no es considerado por el clínico, ni comunicado por pacientes ni familiares. La prevalencia de las caídas en la población de personas mayores de 65 años que viven en la comunidad varía entre un 15 a un 30%, estimándose que más de un tercio tendrá una caída una vez al año, subiendo a casi un 50% en los mayores de 85 años. El pilar diagnóstico fundamental para el análisis y estudio es la historia clínica. Ella debe ser corroborada con testigos o familiares. Las preguntas claves que se debe intentar contestar son: ¿Qué estaba haciendo cuando se cayó? (caminando, estaba parado o detenido, se levantó de la silla, etc.). ¿Se sentía bien antes de la caída? ¿Notó algún síntoma previo? (palpitaciones, dolor al pecho, alteración visual,...
Leer Más



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. El instructivo lo encuentra enPolítica de cookies instructivo

ACEPTAR
Aviso de cookies