Acreditación de centros:
Nº 17 Sección 2ªicass - Nº39/C222


Cambios de comportamiento en personas con demencia

A continuación os vamos a explicar algunos cambios de comportamiento propios de personas mayores con algún tipo de demencia, y cómo reaccionar a estas actitudes: Pérdidas de memoria: es el síntoma más común en personas con demencia. Ante estos olvidos hay que mantener la paciencia y repetir a esa persona las cosas cuantas veces sea necesario. No es su culpa no recordarlo. Dificultad para resolver problemas: es habitual que pierdan la capacidad de planificar y calcular. Sumar, restar, seguir unas recetas o instrucciones se convierten en tareas cada vez más complicadas. Nuevamente hay que ser pacientes y ayudarles en todo lo posible para que no se sientan inútiles. Dificultad para realizar tareas cotidianas: se olvidan de cómo se juega a las cartas o cómo se usa el microondas. En este caso la persona que esté al cuidado del anciano debe de tener mucha paciencia, no perder los nervios, ni reñirle, y enseñarle de nuevo. Se desorienta: estas personas pueden desubicarse con respecto al tiempo y al espacio. Es habitual que no sepan qué día es, dónde están o cómo han llegado a ese lugar. Problemas para expresarse: se olvidan de palabras, explican cosas sin sentido, o no son capaces de relatar algo con coherencia. Para ello, la persona que converse con el anciano debe ayudarle a terminar las frases, o con esa palabra que se le atasca. Extraviar objetos: cambian las cosas de sitio, y luego no recuerdan donde las han puesto. Puede ser que  incluso empiecen a sospechar de que alguien les roba, hay que ser paciente y explicarle las cosas sin alterarse. Cambios de humor: el anciano puede encontrarse triste, solo, abandonado, desorientado, no entender que está pasando. Por todo esto es probable que sufran de cambios drásticos de humor, incluso de personalidad. Hay que ser comprensivo y tener en cuenta que están sufriendo muchos cambios que no comprenden, por lo que pueden...
Leer Más

Musicoterapia en personas mayores

En algunos geriátricos de España están impartiendo clases de musicoterapia a personas con demencia, ya que contribuye a su bienestar. Esta tendencia está destinada a dar música con fines terapéuticos, y lo pueden dar tanto terapéuticos ocupacionales, como educadores sociales, psicólogos, auxiliares, animadores socioculturales…. Las personas que lleven a cabo esta terapia deben hacer un curso en el cual les enseñan las actitudes que necesitan tener para realizarla, y los recursos musicales que ayudarán a estas personas con demencia a comunicarse, sentir quiénes son y tener una vida plena. La musicoterapia también ayuda a quien la realiza a acercarse mucho más a las personas mayores con demencia senil. Con esta terapia se ayuda a elevar el estado de ánimo al máximo, a combatir la apatía, y a eliminar casi completamente la ansiedad, la agitación,...
Leer Más

Ejercicios físicos buenos para personas mayores

Desde nuestro centro residencial, recomendamos una serie de ejercicios sencillos para que las personas mayores se mantengan activos físicamente: Calentamiento: antes de realizar cualquier ejercicio físico es indispensable hacer un calentamiento para prevenir lesiones y tirones. Este calentamiento consiste en mover todas las articulaciones: cuello, tobillos, muñecas, hombros, cadera… También hay que estirar piernas, brazos y espalda para que no estén tan rígidos. Algunos deportes saludables para personas de tercera edad son por ejemplo caminar, montar en bicicleta, bailar, nadar, hacer yoga, taichi, gimnasia aeróbica de bajo impacto, gimnasia debajo del agua… Punta del pie en un vaso: Colocar un vaso de plástico boca abajo, en medio de los pies. Se comienza levantando la pierna derecha, hasta golpear suavemente la parte superior del vaso con los dedos, después se coloca el pie a la izquierda del vaso. Luego se levanta el pie derecho hacia atrás sobre el vaso y se deja descansar en el lado derecho. Repetir 10 veces con cada pierna, cambiando de pies. Coordinación y equilibrio de manos y ojos: Se coloca un vaso de plástico boca abajo sobre la mano derecha. A continuación se debe estirar el brazo hacia delante mientras se balancea el vaso con la mano abierta. Después se debe mover lentamente el brazo de un lado al otro y hacia el centro. Repetir 10 veces con cada brazo. Si se da bien este ejercicio, se puede intentar con los ojos cerrados siempre permaneciendo sentado, y si es necesario, solicitando ayuda de alguien. Levantamiento de piernas sentado: Este ejercicio consiste en levantar la pierna derecha con la rodilla doblada a 90 grados. Hay que mantener un poco elevada la pierna y el pie del suelo durante cinco segundos. Repetir 10 veces con cada pierna. Andando sentado: Mientras se está sentado, se deben de levantar los pies un poco del suelo, y hacer como que se camina con las piernas 20 veces. Levantamiento de brazos sentado: Mientras se está sentado, hay levantar simultáneamente el brazo derecho y la pierna izquierda con la rodilla doblada. Mantener esta posición durante unos segundos y luego cambiar de lado. Hay que repetir el procedimiento 20...
Leer Más

Día de las Personas Mayores

El pasado primero de octubre fue el Día Internacional de las Personas Mayores. Probablemente no seamos conscientes que tenemos en nuestras manos el privilegio de asistir al sueño de muchas generaciones de seres humanos al lograr una esperanza de vida global de aproximadamente 80 años, con una clara feminización de la vejez, ya que las mujeres viven aproximadamente 6 años más que los hombres. A principios del siglo pasado  la expectativa de vida era de solo 35 años en nuestro país, esperanza de vida que crece como nunca en la historia de la humanidad gracias a los avances sanitarios, reformas de diversa índole y cambios higiénicos en la sociedad. De tan importante tema nos ocupamos en el articulo de hoy. ¿En qué consiste la esperanza de vida? Podemos definirla como el número de años que una persona puede vivir con salud completa, sin contar los años vividos con alguna enfermedad avanzada. La esperanza de vida es la media de la cantidad de años que vive una determinada población en un determinado periodo. Se suele dividir en masculina-femenina y se ve influenciada por factores como la calidad de la medicina en el medio que se analiza como uno de los parámetros más relevantes. La longevidad máxima se refiere a la edad máxima que puede alcanzar el miembro de una especie determinada, cada día vemos a más personas con 90 años o más, incluso centenarios disfrutando de calidad de vida y con autonomía para sus actividades esenciales. Es de sentido común que con el transcurso de los años bilógicos y cronológicos nuestro organismo sufre una serie de cambios fisiológicos que se pueden considerar normales. Otras personas presentan una serie de enfermedades que no se han podido controlar adecuadamente a lo largo de la vida o que presentan una eclosión al llegar a edades avanzadas, cuando los mecanismos de respuesta decrecen, una rápida actuación ante los cambios aunque sean mínimos puede ser decisiva para mantener el nivel funcional y la ansiada calidad de vida en el contexto de cumplir años. La duración de la vida está alterando el equilibrio entre los años vividos por un individuo con ganancias económicas y el periodo en el que solamente consume, alargando el número de años vividos, lo que debe constituir una preocupación para toda la sociedad por sus elevados costes económicos. Se debe fomentar día a día un trato adecuado a los  mayores en su...
Leer Más

POTENCIAR EL AUTOESTIMA DE ESA PERSONA MAYOR

Al llegar a una avanzada edad, muchas personas tienden a perder su autoestima y a sentirse inútiles para la sociedad. Para paliar este problema hay que favorecer el hecho de que estas personas se sientan capaces de realizar las tareas cotidianas. Si el cuidador es capaz de potenciar la autonomía de su familiar, éste se sentirá más competente. Modos de mejorar la autoestima de las personas mayores dependientes: – Potenciar la autonomía. Seguir las recomendaciones anteriores es una importante forma de potenciar la autoestima. – Permitir que el familiar tome las decisiones que le afectan y consultar sus preferencias hará que sienta que tiene control sobre su propia vida. La persona mayor ha de asumir esas decisiones como objetivos propios. Por ejemplo, la opinión del mayor es importante cuando hay que realizar cambios en la casa, cuando es necesario utilizar servicios sociales y ayudas externas a la propia familia (por ejemplo, contratar a una persona que le cuide, etc.) o cuando es necesario que se traslade a casa de los hijos o a una residencia. – Conseguir que la persona mayor se sienta útil. Para ello se le puede encomendar tareas sencillas que se sepa que puede hacer (ir doblando la ropa mientras la cuidadora plancha, por ejemplo). También pueden simplificarse las labores que se le piden para que pueda realizarlas paso a paso. Pueden compartirse las preocupaciones con el familiar al que se cuida acerca del trabajo, los hijos, los amigos, etc. La búsqueda del consejo de la persona mayor es la mejor muestra que se le puede dar sobre su valía. – Procurar que el familiar asuma responsabilidades en la medida de sus capacidades. Se le puede pedir, por ejemplo, que quite y ponga la mesa, que haga la cama, que se encargue de las plantas, etc. Hay que tener en cuenta que es más fácil mantener costumbres que crearlas. – Respetar la intimidad durante las tareas del cuidado porque éste conlleva con frecuencia una gran proximidad física entre los cuidadores y los familiares. Costumbres como llamar a la puerta de su habitación o respetar sus deseos de permanecer a solas son aconsejables para salvaguardar su...
Leer Más



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. El instructivo lo encuentra enPolítica de cookies instructivo

ACEPTAR
Aviso de cookies