Acreditación de centros:
Nº 17 Sección 2ªicass - Nº39/C222


Los problemas que hoy en día sufre la tercera edad

Ser mayor normalmente conlleva una serie de dificultades o impedimentos, físicos o mentales. Sin embargo, hoy en día, la tercera edad se enfrenta a otros problemas derivados de la propia sociedad: Las pensiones: cada vez la población está más envejecida, por lo que cada vez es mayor el número de pensionistas. Por otro lado, se está retrasando sucesivamente la edad de jubilación, así como el tiempo necesario para cobrar la totalidad de la cuentía de la pensión, y los años necesarios para calcular el importe de ésta. Sin embargo, el problema más grave que estamos sufriendo actualmente en España en relación a las pensiones, son los recortes. La crisis económica: La crisis ha supuesto unos efectos muy negativos en uno de los colectivos más vulnerables de la sociedad, los mayores. Éstos deben hacer frente a más dificultades que antes. Por ejemplo, muchos de ellos se han visto obligados a cuidar y mantener a sus familias con sus pensiones. Por otro lado, y en el caso contrario, muchos abuelos recibían una pequeña ayuda económica de sus familias, la cual hoy en día y en muchos casos ha desaparecido. La soledad: por desgracia, muchas personas mayores pasan sus últimos años sólos, bien porque su familia no puede atenderles, o porque no tienen relación con ningún familiar, o simplemente no tienen. La soledad es una de las peores enfermedades que existen. Por ello, es recomendable que aquellas personas mayores que se encuentren sólas acudan a centros residenciales, o centros sociales para la tercera edad en los que relacionarse y llevar a cabo diferentes actividades. El maltrato: no sólo hablamos de maltrato físico, sino sexual, emocional, el abandono, la coacción, la privación de la libertad de expresión, la llamada explotación financiera (apropiación indebida de fondos o propiedades, violación de derechos, etc.) que algunas personas llevan a cabo aprovechándose de la vulnerabilidad y limitaciones de las personas mayores. Los recortes en la Ley de dependencia: los recortes económicos han dejado sin ayuda a cientos de miles de personas con dependencia moderada y han supuesto la eliminación del derecho a la Seguridad Social de los cuidadores no profesionales. Sentimiento de inseguridad: con respecto a robos en los domicilios. Muchas personas mayores viven sólas, son dependientes o cuentan con ciertas limitaciones. Eatos factores hacen que se sientan inseguros en sus hogares (en especial duran la noche), e incluso en la calle (ya que muchos ladrones aprovechan la vulnerabilidad de este colectivo para cometer hurtos o robos en plena calle). ...
Leer Más

Musicoterapia en personas mayores

En algunos geriátricos de España están impartiendo clases de musicoterapia a personas con demencia, ya que contribuye a su bienestar. Esta tendencia está destinada a dar música con fines terapéuticos, y lo pueden dar tanto terapéuticos ocupacionales, como educadores sociales, psicólogos, auxiliares, animadores socioculturales…. Las personas que lleven a cabo esta terapia deben hacer un curso en el cual les enseñan las actitudes que necesitan tener para realizarla, y los recursos musicales que ayudarán a estas personas con demencia a comunicarse, sentir quiénes son y tener una vida plena. La musicoterapia también ayuda a quien la realiza a acercarse mucho más a las personas mayores con demencia senil. Con esta terapia se ayuda a elevar el estado de ánimo al máximo, a combatir la apatía, y a eliminar casi completamente la ansiedad, la agitación,...
Leer Más

Cómo cuidar a personas con Alzheimer

Cuidar de una persona con Alzheimer puede ser una tarea muy difícil y costosa, y mucho más para alguien que no tiene nociones sobre el cuidado de personas con este tipo de enfermedad neurodegenerativa. En este artículo te dejamos algunos consejos o pautas para mejorar esa convivencia con personas que sufren de Alzheimer, y para que esta enfermedad sea un poco más llevadera tanto para la persona que lo padece, como para aquellos que la cuidan. Para comunicarte con esta persona, mejor emplea palabras sencillas, frases cortas, un tono de voz agradable, sin recurrir a gritos. Jamás hay que hablar a una persona con Alzheimer como si fuera un niño pequeño, o como si no estuviera presente. Debemos de reducir al máximo las distracciones durante la comunicación: televisión, radio, etc. Esto ayudará a dicha persona a concentrarse en el diálogo. Debemos de asegurarnos de que esta persona nos está prestando atención cuando le hablamos. También es recomendable mantener el contacto visual, y repetir su nombre para captar su atención. A estas personas se les debe de dejar un tiempo tranquilo y sin presión para que contesten, y no se les debe de interrumpir. Si es necesario debemos de ayudarle a comunicarse, proporcionándole alguna palabra que no consigue pronunciar o encontrar. Debemos de mostrar interés por las preocupaciones del enfermo, aunque a éste le cueste expresarse siempre es positivo interesarse. Algunas personas con Alzheimer aborrecen o temen la hora del baño, por lo que hay que hacerlo en un momento del día tranquilo, y de forma rutinaria. Hay que tener paciencia, y mostrarse comprensivo por sus temores, nunca presionar. También es recomendable ir explicando paso a paso qué se vas a hacer. Es muy recomendable dejar que esta persona con Alzheimer realice todo aquello que sea capaz hacer por sí sola, siempre bajo la supervisión de otra persona. Es un refuerzo muy positivo que favorece que se mantengan un poco activos (tanto física como mentalmente) dentro de sus limitaciones. Para aquellos que no son capaces de vestirse por sí solos, es bueno ayudarles a hacerlo siempre a la misma hora del día, para adoptar una rutina. Se debe de animar a esta persona a que lo intente hacer sola, y tomarse el tiempo que sea necesario, sin presiones ni prisas. También es bueno ir entregando por separado prenda por prenda, para que esta persona no se sature ni confunda, e ir explicándole paso a paso el proceso. Lo...
Leer Más

Ejercicios físicos buenos para personas mayores

Desde nuestro centro residencial, recomendamos una serie de ejercicios sencillos para que las personas mayores se mantengan activos físicamente: Calentamiento: antes de realizar cualquier ejercicio físico es indispensable hacer un calentamiento para prevenir lesiones y tirones. Este calentamiento consiste en mover todas las articulaciones: cuello, tobillos, muñecas, hombros, cadera… También hay que estirar piernas, brazos y espalda para que no estén tan rígidos. Algunos deportes saludables para personas de tercera edad son por ejemplo caminar, montar en bicicleta, bailar, nadar, hacer yoga, taichi, gimnasia aeróbica de bajo impacto, gimnasia debajo del agua… Punta del pie en un vaso: Colocar un vaso de plástico boca abajo, en medio de los pies. Se comienza levantando la pierna derecha, hasta golpear suavemente la parte superior del vaso con los dedos, después se coloca el pie a la izquierda del vaso. Luego se levanta el pie derecho hacia atrás sobre el vaso y se deja descansar en el lado derecho. Repetir 10 veces con cada pierna, cambiando de pies. Coordinación y equilibrio de manos y ojos: Se coloca un vaso de plástico boca abajo sobre la mano derecha. A continuación se debe estirar el brazo hacia delante mientras se balancea el vaso con la mano abierta. Después se debe mover lentamente el brazo de un lado al otro y hacia el centro. Repetir 10 veces con cada brazo. Si se da bien este ejercicio, se puede intentar con los ojos cerrados siempre permaneciendo sentado, y si es necesario, solicitando ayuda de alguien. Levantamiento de piernas sentado: Este ejercicio consiste en levantar la pierna derecha con la rodilla doblada a 90 grados. Hay que mantener un poco elevada la pierna y el pie del suelo durante cinco segundos. Repetir 10 veces con cada pierna. Andando sentado: Mientras se está sentado, se deben de levantar los pies un poco del suelo, y hacer como que se camina con las piernas 20 veces. Levantamiento de brazos sentado: Mientras se está sentado, hay levantar simultáneamente el brazo derecho y la pierna izquierda con la rodilla doblada. Mantener esta posición durante unos segundos y luego cambiar de lado. Hay que repetir el procedimiento 20...
Leer Más

¿Cómo mejorar la calidad de vida de nuestros mayores?

No tenemos porque ser especialistas en el cuidado de ancianos para poder mejorar su calidad de vida con pequeños gestos de la vida cotidiana. Aquí te dejamos algunos ejemplos para poder ayudar a esas personas mayores que tanto queremos y que tanto nos importan: Cuando una persona se jubila, normalmente comienza a tener más tiempo libre. Es muy importante encontrar una actividad, un hobbie con el que autorrealizarse  y entretenerse en el día a día, para no caer en la rutina y el aburrimiento. Es indispensable que las personas mayores no se aislen. Es decir, que siempre estén rodeados de gente, de seres queridos, que socialicen con otras personas de su entorno. La familia es muy importante. Es fundamental que estas personas no pierdan los vínculos con su familia, hijos, sobrinos, nietos… Jugar con niños pequeños es una actividad muy beneficiosa para nuestros mayores. Estudiar. Muchos expertos recomiendan estudiar algo que nos guste, sin prisa, poco a poco, por simple interés. Además de conocer más sobre un tema interesante, ayuda al cerebro a mantenerse activo. Ejercicio físico. Además de ejercitar el cerebro, es muy importante hacer ejercicio físico, aunque sea poco. El ejercicio físico ayuda a nuestros huesos y articulaciones a ralentizar el paso de los años, y nos hace sentir más felices. Por último pero no menos importante, es esencial darles mucho cariño, amor y compañía. Este es el mejor ingrediente para que nuestros mayores sean felices, y para que miren la vejez como una oportunidad de vivir una gran...
Leer Más



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. El instructivo lo encuentra enPolítica de cookies instructivo

ACEPTAR
Aviso de cookies