Acreditación de centros:
Nº 17 Sección 2ªicass - Nº39/C222


¿Cómo mejorar la calidad de vida de nuestros mayores?

No tenemos porque ser especialistas en el cuidado de ancianos para poder mejorar su calidad de vida con pequeños gestos de la vida cotidiana. Aquí te dejamos algunos ejemplos para poder ayudar a esas personas mayores que tanto queremos y que tanto nos importan: Cuando una persona se jubila, normalmente comienza a tener más tiempo libre. Es muy importante encontrar una actividad, un hobbie con el que autorrealizarse  y entretenerse en el día a día, para no caer en la rutina y el aburrimiento. Es indispensable que las personas mayores no se aislen. Es decir, que siempre estén rodeados de gente, de seres queridos, que socialicen con otras personas de su entorno. La familia es muy importante. Es fundamental que estas personas no pierdan los vínculos con su familia, hijos, sobrinos, nietos… Jugar con niños pequeños es una actividad muy beneficiosa para nuestros mayores. Estudiar. Muchos expertos recomiendan estudiar algo que nos guste, sin prisa, poco a poco, por simple interés. Además de conocer más sobre un tema interesante, ayuda al cerebro a mantenerse activo. Ejercicio físico. Además de ejercitar el cerebro, es muy importante hacer ejercicio físico, aunque sea poco. El ejercicio físico ayuda a nuestros huesos y articulaciones a ralentizar el paso de los años, y nos hace sentir más felices. Por último pero no menos importante, es esencial darles mucho cariño, amor y compañía. Este es el mejor ingrediente para que nuestros mayores sean felices, y para que miren la vejez como una oportunidad de vivir una gran...
Leer Más

La isla griega en la que hacerse mayor no es un problema

Cristina Kochila tiene tantas arrugas en la piel que sería difícil contarlas todas hasta para el más experto de los científicos. El pelo se le aclaró hace ya décadas. Es de un delicado blanco grisáceo, como el de las nubes que divisa desde su ventana mientras hace croché. Han traído lluvia en los últimos meses, y mucha: “este es el peor invierno que recuerdo”, rememora, con voz queda pero segura. No lo dice cualquiera. Es el centésimo tercer invierno que otea desde su ventana. Nació en 1912 en un lugar muy especial: Icaria, la pequeña isla del mar Egeo griego donde los ancianos parecen haberse olvidado de morir. Es un lugar mágico, de tan solo 10.000 habitantes y a 50 kilómetros de Turquía, donde cada piedra despierta tradición. Allí cayó Icaro, según la mitología helena, cuando se le derritieron sus alas de cera, tras intentar alcanzar el sol volando. Quién sabe si dejó el secreto de la longevidad. Sus pobladores viven diez años más de media que los ciudadanos de Europa occidental y EEUU. Tienen dos veces y media más de posibilidades de llegar a los 90 años -alcanzan esa edad cerca de un tercio de sus habitantes- y en sus tierras hay proporcionalmente diez veces más parejas de hermanos nonagenarios que la media europea, según los expertos. No solo alcanzan más edad, sino que lo hacen en un mejor estado de salud. Quienes viven allí tienen, por ejemplo, un quinto de las posibilidades de desarrollar demencia senil o Alzheimer con respecto a los norteamericanos: “Nunca nos sentimos insatisfechos. Ejercitamos la mente, recordamos, pensamos…a mí me gusta leer y escribir por mí misma”, explica Cristina, con la lucidez de una persona de mucha menos edad. Hace 103 años, cuando nació, la isla aún estaba bajo dominio del Imperio Otomano, por insólito que parezca. Pasó los duros aguaceros del invierno ya saliente tejiendo en su silla de plástico frente a la cristalera que protege su hogar de los fuertes, pero limpios, vientos del lugar. Ya fueron mencionados por Homero en la Ilíada. El efecto de Eolo aisló a la isla durante décadas. La larga distancia que separa a Icaria de la Grecia continental continúa suponiendo un obstáculo para la llegada de las más actuales vanguardias y estilos de vida. Recibe pocos turistas. Esa lejanía puede ser uno de los factores de la longevidad de sus gentes. Muchos ancianos continúan teniendo...
Leer Más

Ciencia para derrotar a la vejez

Vivir más, pero a qué precio. Muchas personas se preguntan esto cuando ven las cifras de muertes anuales por cáncer, ocho millones, o el número de personas con demencia en el mundo, en torno a 47,5 millones. Parece que el ser humano está cada vez más enfermo. Pero la realidad es que nunca antes en la historia de la humanidad ha habido tantas personas centenarias y nunca antes llegar a los 60 significaba tener 20, 30 o 40 años por delante. Los avances sociales, médicos y culturales han permitido esto, por lo menos en un puñado de países privilegiados. Sin embargo, no es suficiente. Mantener la salud hasta el final de la vida es el principal objetivo de muchos grupos científicos y empresas tecnológicas, que ahora han girado su foco hacia el envejecimiento como la clave, una vez desentrañado su mecanismo, para luchar contra la mayoría de las enfermedades que asolan a la especie humana. Que una gran compañía como Google haya invertido cientos de millones de dólares en un centro de investigación llamado Calico cuyo objetivo es estudiar el envejecimiento, no es casualidad. Tampoco lo es que Craig Venter, uno de los responsables de la secuenciación del genoma humano en 2004, haya creado Human Longevity Inc (HLI) para, en palabras del cofundador de la empresa, Peter Diamandis, “que los 100 años sean los nuevos 60”. Detrás de estas iniciativas, además de empresarios visionarios, están cientos de científicos que van a aportar su bagaje para desarrollar tratamientos y, claro está, negocio. Pero más allá de los conflictos éticos que puedan aparecer en relación con problemas como quién manejará información tan sensible como los datos genómicos y clínicos de miles de pacientes, lo cierto es que el interés despertado se basa en los avances que la ciencia ha realizado recientemente. A principios de los 90, pocos científicos estaban interesados en el envejecimiento. Entre ese puñado de entusiastas se encontraba Cynthia Kenyon, una bioquímica estadounidense quien descubrió que una mutación en un gen del gusano Caenorhabditis elegans le hacía duplicar su vida. Hallazgos como los de Kenyon, que ahora ha pasado a formar parte de la empresa Calico, animaron a muchos grupos a enredar en el laboratorio con ésta y otras especies animales, como el ratón. Empezaron a multiplicarse los resultados pero, en muchas ocasiones, eran contradictorios. El reto siguiente fue saber qué grado de conocimiento real hay sobre el envejecimiento, si...
Leer Más

AYUDA A TUS MAYORES A REALIZAR EL ÁLBUM DE SU VIDA

En Geriátrico de la Hoz, nos preocupamos la felicidad de los más mayores. Por ello siempre buscamos nuevas maneras de entretenerles, de hacer que se diviertan y que los días se les pasen volando. Pero nuestra tarea  no se queda ahí también queremos que trabajen su memoria y que ejerciten su cuerpo mediante actividades motrices. Una de nuestras propuestas es ayudar a nuestros mayores a realizar álbumes de fotos. Esta actividad además de distraerlos tiene muchas otras ventajas. Para empezar, tendrán que escoger las fotos y con cada foto seguro que rememoran una historia enlazada a la misma. Si el álbum se realiza con fotos de la juventud, les ayudará a trabajar su memoria, ya que se acordarán de lugares que visitaron hace muchos años y reconocerán a gente que incluso ya habían olvidado. A parte de escoger las fotos, también pueden escribir frases a su alrededor en el propio álbum. Por ejemplo dónde fueron tomadas o algún hecho importante que sucediera en aquellos días. Incluso si disponen de pequeños artículos que tengan que ver con la foto, pueden pegarlos también en las páginas del álbum. Por ejemplo, una postal, la entrada algún evento especial o incluso la flor que le regaló su primer amor. Seguro que vosotros tenéis muchas más ideas, con un poco de ingenio y salvaguardando que la persona mayor se encuentre bien realizando la actividad elegida seguro que pasáis unos ratos...
Leer Más

Robin, el nuevo amigo de los ancianos

Aunque parezca algo sacado de una película de ciencia ficción, ya se ha inventado un robot que no sólo facilita la vida de las personas mayores, sino que también vigila su estado de salud. El robot para la ayuda de ancianos, que se llama Robin, es la nueva maravilla tecnológica de Europa. Se trata de un robot cuya principal misión es asistir a las personas mayores en sus propios hogares, ya que para muchos las tareas diarias cada vez se convierten en un objetivo más difícil que afrontar. Además, este nuevo robot también juega un papel relacionador, es decir,  conecta a los ancianos que viven solos con su familia para que no se pierda el contacto continuo entre ellos.  A todo esto se  suma el hecho de que  a través de sensores colocados por toda la casa, vigila su estado de salud y las actividades de la persona de la que se tienen que ocupar. Este innovador sistema robótico ya se ha ensayado con éxito en una casa italiana cuya dueña, Lea Mina Ralli, de 94 años, afirma lo siguiente: “Me preguntan por qué no vivo con mi hija, pero es que ella tiene a sus propios nietos y muchas responsabilidades nuevas. Con este valioso asistente, estoy más tranquila pensando en los años venideros”. Sistema doble Los sensores están diseñados para detectar actividades como cocinar, dormir o ver la televisión y para efectuar un seguimiento de la salud, como la presión sanguínea o el nivel de azúcar en sangre, por ejemplo. Si ven que algo no va bien con la salud del anciano, se realiza una llamada urgente a un médico.  Durante todo el día, el robot se desplaza por el hogar y permite a los familiares, a los amigos y a los cuidadores visitar virtualmente a su “dueño”. Como si se tratara de una conversación directa, pero a través de una  especie de web Cam situada en el robot. Precio competitivo Ya sabemos que la pregunta que todos os estáis haciendo es, ¿y este revolucionario robot será asequible para todo tipo de personas a pesar de que no gocen de una renta muy alta? De momento, seis hogares en España, Suecia e Italia disponen ya de este nuevo sistema robótico. El proyecto ha sido dirigido por la Universidad de Orebro (Suecia) y su producción comercial podría comenzar el próximo año. Además, para reducir su coste, los ancianos podrán...
Leer Más



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. El instructivo lo encuentra enPolítica de cookies instructivo

ACEPTAR
Aviso de cookies